Las principales causas de ceguera en Chile

Cataratas, retinopatía diabética y glaucoma:

¿Por qué las principales causas de ceguera en Chile son patologías con tratamiento?

Según la Organización Mundial de la Salud, en países de Latinoamérica y el Caribe, se calcula que por cada millón de habitantes, 5.000 son ciegos y 20.000 tienen algún trastorno visual, de los cuales la mayoría son atribuibles a condiciones que se pueden tratar. En el marco del Día de la Visión, el oftalmólogo de Vidaintegra, Dr. Antonio Cornejo, se refiere a las principales causas de ceguera en Chile y cómo prevenirlas con controles a temprana edad.

La pérdida progresiva de la visión es una condición que afecta cada día a más personas. Con el envejecimiento de la población y la baja disposición de la gente a cumplir con exámenes preventivos, la ceguera se ha convertido en una patología cada vez más común entre los chilenos. Sin embargo, las principales causas de esta tendencia son enfermedades que se pueden evitar o revertir con el tratamiento adecuado. El oftalmólogo de Vidaintegra, Dr. Antonio Cornejo, explica que “las enfermedades responsables de la mayor cantidad de casos de ceguera son las cataratas, la retinopatía diabética y el glaucoma”.

Cómo tratar estas enfermedades

Todas estas patologías son significativamente más frecuentes después de los 40 años, pero existe tratamiento para las tres si es que se pesquisan a tiempo. Las cataratas ocurren cuando el cristalino, un lente trasparente ubicado dentro de los ojos, se opaca y la vista se vuelve borrosa. Por otro lado, la retinopatía diabética es un mal de los pequeños vasos sanguíneos en las personas diabéticas que afecta a todo el organismo, provocando manchas y hemorragias en las retinas.

“Las cataratas se operan y la visión es recuperable, mientras que en la retinopatía diabética, que se trata con láser, algunas inyecciones intraoculares o cirugías, se puede evitar la ceguera en la mayoría de los casos” afirma el especialista.

A diferencia de las dos patologías mencionadas anteriormente, la pérdida de la visión cuando se trata de Glaucoma es un síntoma característico de la etapa más avanzada de esta enfermedad. Se  considera que en la población, “el 50% de las personas no saben que padecen de Glaucoma, ya que es asintomático y  consiste en una pérdida de la función del nervio óptico relacionada con un aumento de la presión ocular” precisa el oftalmólogo de Vidaintegra.

El glaucoma, cuando se detecta con tiempo a través de exámenes periódicos preventivos, se trata con gotas hipotensoras, láser o con cirugías en los casos más graves y se salva la visión. Si no se detecta a tiempo lleva a la ceguera irrecuperable.

Ojo con el sol y las pantallas

Para prevenir estas enfermedades, la primera recomendación del especialista es tener controles periódicos y tratamientos oportunos. “El  primer chequeo debe ser en los niños cuando cumplen cuatro años y más adelante, después de los  40,  se aconseja visitar al oftalmólogo cada 2 años” especifica el Dr. Cornejo. Si la persona sufre de diabetes, los controles deben ser anuales desde que se diagnostica la enfermedad.

Además, exposiciones frecuentes al sol sin protector UV y el uso excesivo de pantallas no son recomendables. No obstante, el oftalmólogo de Vidaintegra comenta que el tema de los celulares y tablets es controversial, ya que no se conocen bien los efectos de estos aparatos en la vista.

“No hay evidencia científica solida de que existan daños visuales ocasionados por la radiación de las pantallas. Sí hay estudios que asocian mayor prevalencia de miopía en niños que usan mucho  estas tecnologías respecto a los que no las usan” explica el especialista.

En relación a la alimentación, el mejor consejo para mantener una vista saludable es conservar una dieta equilibrada, sin excesos ni restricciones que puedan terminar en una deficiencia nutricional.

Recomendaciones

  • Asistir a controles periódicos desde los 4 años y cada dos años pasado los 40.
  • Evitar la exposición frecuente al sol sin protector UV
  • Evitar el uso excesivo de pantallas.
  • Mantener una alimentación equilibrada.

Dr. Antonio Cornejo – Oftalmólogo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *